Piedras y minerales que ayudan al sistema inmune.

Este nuevo escenario de nuevas y retantes energías a nuestra salud y nuestro sistema inmunológico debe llevarnos a reflexionar sobre que opciones tenemos para proteger nuestras defensas.

Lógicamente en muchas ocasiones por desgracia no podemos alejarnos de todos estos elementos negativos y hemos de buscar una manera de protegernos.

Les vamos a proponer semanalmente una serie de minerales, piedras y cristales para fortalecernos aún más en estas épocas.

 

Las mejores piedras y cristales para el sistema inmunológico:

 

1. La piedra Ámbar

Al ser un antibiótico natural, el ámbar es útil para las infecciones y la fiebre. Si se aplica como elixir en la base del cuello, el interior de las muñecas, o el plexo solar, puede proporcionar un alivio eficaz para los bebés y los niños.

Es un potente sanador y purificador, imparte vitalidad, absorbe el dolor y la negatividad, y promueve la curación de heridas. También permite al cuerpo recuperar el equilibrio y curarse a sí mismo.

En cuanto a la salud mental, el ámbar imparte alegría y confianza en uno mismo. También alivia el estrés y la agitación emocional. Además, sus energías cálidas y luminosas son muy buenas para los niños. 

 

2. La piedra Amatista

La amatista refuerza la limpieza y eliminación de órganos, así como del sistema inmunitario. También regula la flora intestinal.

Se considera un tranquilizante natural, alivia el estrés y los trastornos del sistema nervioso, lo cual promueve la tranquilidad. Ayuda a combatir el insomnio y protege contra las pesadillas al inducir el sueño reparador.

La amatista equilibra nuestros altibajos emocionales y es una ayuda valiosa para eliminar la ira, el miedo y la ansiedad.

 

3.El cuarzo Ametrino

La ametrino, que se compone de amatista y citrino, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Combina las cualidades de la amatista y el citrino para ayudar a disolver la negatividad, las toxinas corporales y la fatiga. También trata la depresión. 

 

 

4. La piedra  Aguamarina

La aguamarina es una excelente opción para aliviar las reacciones inmunitarias excesivas, como el asma y las alergias. Su poder aumenta cuando se utiliza junto con la esmeralda.

El uso de estas piedras en conjunto ayuda a combatir las infecciones de garganta y seno y curar los resfriados con rapidez. En forma de elixir, actúan como un «destructor de la gripe».

Conocida como piedra de coraje, la aguamarina transmite la fuerza para hacer frente a cualquier desafío. Trae energías calmantes que ayudan a disminuir el estrés y calmar la mente. 

 

Todas estas piedras son socios invaluables que pueden ayudarnos a convertirnos en  adultos sanos.

Estas son herramientas naturales que proporcionarán el equilibrio y la armonía necesitamos para afrontar el futuro.

 

 


Publicación más antigua

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados