RECICLAR LAS JOYAS

Si reciclamos absolutamente casi de todo,

¿por qué no reciclar las joyas que no usamos?

Pues bien, ponte en marcha y ve a tú baúl de los tesoros y saquemos todo aquello que ya no usamos.

¿Lo tienes ya?

Genial. 

Lo que viene ahora es muy importante, es en este paso cuando realmente empezamos a reciclar las joyas que durante tanto tiempo hemos olvidado en un cajón.

Pues bien, ahora vamos a dividir todo en cuatro grupos:

  1. En el primer grupo pondremos las joyas que son Recuerdos familiares que de ninguna manera te quieres desprender.
  2. En el segundo grupo las joyas que no recordabas que tienes y que sí te apetece usar
  3. En el tercer grupo los Recuerdos familiares que están demasiado estropeados o rotos para ser usados.
  4. Y por último todas aquellas joyas que nunca jamás utilizaras porque están demasiado pasadas de moda, o desparejadas o sin piedras.

 

Puede que podamos conservar una parte de la pieza y rehacer el resto, con lo que la joya familiar no perdería su esencia, solo su apariencia.

 

 

Para reciclar las joyas, lo que es importante, es contar con un buen asesor que proteja tus intereses y que te presente las diferentes opciones para que tú tomes la decisión que consideres más adecuada en cada uno de los casos.

Pregúntame y recuerda que estoy para ayudarte y asesorarte con la colección ·CO-CREANDO·

 


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados